google-site-verification=JdQBDmbjrdxudxHcsfjjS-g95u3t7mXuqr6Nomc450Y
 
  • Clinica Mexicana de Autismo Filial Bajio

Un Típico Día en CLIMA

Un típico día en Clima Bajío, lleno de esfuerzo, fortaleza, convivencia, alegría y amor.

Todos los días son increíbles y queremos compartirles la experiencia real. Gracias por ser parte de esta causa, gracias por seguirnos el paso y apoyarnos.

Ayudemos compartiendo este video.

:)


Cada escuela tiene su propio estilo y forma de organizarse según su proyecto educativo.


Entrada

La entrada de los niños por la mañana es el primer contacto con el personal educativo de la escuela, siendo muy importante cuidar ese encuentro para que los niños se sientan en confianza, cómodos y contentos de entrar un día más a la escuela.



Hora de clases


Cuando todos los niños estan en sus salones comienzan el aprendizaje. Este es de los momentos más importantes del día ya que mucho de su crecimiento se va reflejando día con día en el salon de clases, para nosotros los pequeños pasos son grandes movimientos. Comienza el reconocimiento de los otros y del entorno, cada salon tiene distintos objetivos y actividades diarias.


Se realizan además actividades para el aprendizaje de habilidades sociales como el saludo, se aprende a esperar el turno de palabra entre otras. A veces ponemos canciones en los salones con distintos motivos, para alegrarlos, distraerlos y relajarlos, en algunos salones ayuda a que aprendan un poco de la imitación.



Hora del lunch


Después llega la hora de la comida, actividad especial mediante la que se inicia y estimula una buena relación del niño con la alimentación; es además un contexto óptimo para avanzar en el desarrollo progresivo de la autonomía en la vida cotidiana.

Comienza la hora del lunch. Un momento de soltar el cuerpo, relajarse, y comer etc.


La siguiente fotografía es de los niños del taller de ensaladas, donde se les enseña desde su preparación, venta y cobranza.




Hora del Recreo


Al finalizar las actividades del salon, llega el momento de salir al patio; el el único momento del día donde los niños pueden sentirse libre de hacer actividades sin ayuda de los adultos, esta actividad les encanta, especialmente montarse en los juegos nuevos, realizar juego libre, donde desarrollan su capacidad creativa e investigadora. Este rato facilita también el desarrollo de la inteligencia emocional interpersonal, al relacionarse con los compañeros de forma espontánea y a la vez orientados por las educadoras, aprenden importantes habilidades de vida como son compartir, cooperar, etc.


Los niños viven cada momento siendo los protagonistas de la actividad, adquieren nuevos conocimientos y desarrollan sus capacidades. No hay mejor modo de aprender que jugando, jugar a su manera, descubriendo el mundo, texturas, sonidos, imágenes que se van grabando en su baúl de recuerdos.



Nos vamos a casa


A continuación toca ponerse guapo para recibir a papá, mamá, abuelos, etc. Este ritual se realiza haciendo repaso de lo vivido durante el día para poder compartir en familia sus “pequeños-grandes” descubrimientos y avances. Se enseña desde como cepillarse y peinarse el pelo, lavarse los dientes, lavarse la cara y las manos incluso como vestirse para recibir a sus padres. Estas actividades siguen siendo parte de su tratamiento para ser independientes, actividades de higiene personal que son muy importantes.


Y ¡qué mejor forma de terminar el día que despidiéndose de sus maestras y tomar la mano de papa o mama para seguir el día aplicando todo lo que aprendió en la escuela. Al marcharse, cada terapeuta suele despedirse de su niño con un gran beso o abrazo, muestra de lo orgullosa que ha estado ese día por los logros que ha compartido.

Ahora “toca” volver a casa, jugar y disfrutar con la familia es importante tener siempre presente que el juego de la forma que sea es emoción!


83 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo